Infección de orina: Adiós a las molestias

Infección de orina: Adiós a las molestias

Según la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), una de cada cuatro mujeres en España ha sufrido alguna vez de cistitis o infección de orina. Desde Farmacia Galup, farmacia en el centro de Barcelona, te explicamos en qué consiste la infección de orina y cómo tratarla.

¿Qué es exactamente la infección de orina?

La infección de orina es cómo se denomina frecuentemente a la infección de las vías urinarias que se produce en cualquier del aparato urinario (riñones, uréter, vejiga o uretra), aunque normalmente se presentan en las vías urinarias inferiores, es decir,  la uretra y la vejiga.

¿Qué síntomas presenta la infección de orina?

  • Necesidad urgente y continua de orinar
  • Sensación de ardor, picor o dolor al miccionar
  • En mujeres picor vaginal y enrojecimiento de la vulva
  • Orinar frecuentemente pero en muy poca cantidad
  • Orina de aspecto turbio o de color rojo, rosa o marronoso (indica presencia de sangre en la orina), cambio en la textura y en el olor (olor fuerte).
  • Dolor pélvico en las mujeres
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Fiebre (pudiendo indicar infección de los riñones)
  • Vómitos y náuseas.
  • Dolor en el costado y espalda, indicando afectación de los riñones.
  • Irritabilidad
  • Inapetencia en niños

¿Qué puede causar una infección de orina?

Las infecciones urinarias suelen ser causadas por la presencia de bacterias en las vías urinarias que empiezan a reproducirse en la vejiga. Aunque el aparato urinario está preparado para combatir estos microorganismos, las defensas a veces fallan. Si esto ocurre, las bacterias proliferan, causando una infección.

Aunque los microorganismos causantes pueden ser tanto bacterias como hongos, virus o parásitos, lo más frecuente es que su origen sea bacteriano.

¿Cuáles son los factores de riesgo o de mayor probabilidad de sufrir infecciones de orina?

A pesar de que su origen puede ser sobretodo bacteriano, puede ser desencadenada por cualquier problema que provoque una disminución del flujo urinario, por ejemplo:

-Fisiología femenina: La mujeres tienen más tendencia a la infección de orina debido a que la uretra es más corta que en el caso de los hombres, facilitando la entrada de las bacterias.

– Relaciones sexuales: Las mujeres sexualmente activas son más proclives a las infecciones de orina, así como el hecho de tener nueva pareja sexual.

– Ciertos tipos de anticonceptivos: Aquellas mujeres que usan diafragmas o espermicidas tienden a tener un riesgo más elevado de sufrir infección de orina.

– Menopausia: La disminución del estrógeno produce cambios en el aparato urinario que hacen que éste sea más vulnerable a infecciones.

 – Anomalías y obstrucciones en las vías urinarias: Los cálculos renales o una próstata agrandada por ejemplo pueden hacer que la orina quede atrapada y se sufran infecciones.

– Uso de catéter: Las personas que no han podido orinar por si solas y han tenido que valerse de un tubo para miccionar tienen más riesgo.

– Sistema inmunitario deprimido o edad: Las personas mayores de 60 años y aquellas personas que sufran una enfermedad que comprometa el sistema inmunológico tienen más probabilidad de infecciones al no disponer de tantas defensas.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico dependerá de los síntomas y de dónde se crea que puede estar emplazada la infección. Las principales pruebas a realizar son exámenes físicos, análisis de orina, cultivos de orina o líquido vaginal, citoscopias, ecografías abdominales o urografías (radiografía de los riñones).

¿Cómo evitar y tratar la infección de orina?

Para evitar sufrir infección de orina, los médicos recomiendan llevar un estilo de vida saludable, beber de forma habitual, al menos dos litro diarios para favorecer la expulsión de bacterias, así como no retener la orina.

Aunque no es concluyente, el zumo de arándonos se cree que es muy eficaz contra estas molestias.

En lo referente a las relaciones sexuales, se recomienda vaciar la vejiga tras mantenerlas, para así ayudar a expulsar bacterias, cambiar el método anticonceptivo (en el caso de uso preservativos sin lubricante, espermicidas o diafragmas).

También se recomienda llevar una higiene correcta, limpiando primero la zona vaginal y luego la anal, para evitar contacto, así como evitar productos femeninos potencialmente irritantes como jabones específicos o talcos.

¿Cómo tratar la infección de orina?

Además de tener en cuenta las recomendaciones anteriores, dependiendo de si el origen es bacteriano o viral, el médico prescribirá antibióticos o antivirales para paliar la infección.

Si tienes más dudas acerca de la infección de orina o su tratamiento, no dudes en contactar con nosotros.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *