Consejos para una buena circulación sanguínea en piernas

Consejos para una buena circulación sanguínea en piernas

Para tener una excelente salud es imprescindible tener una buena circulación sanguínea. La calidad de la sangre y una óptima circulación de esta por todos los órganos, sistemas y células son fundamentales para tu vitalidad. Así, con la llegada del calor suelen aparecer problemas circulatorios, si no nos cuidamos.

¿Cómo trabaja nuestro sistema circulatorio?

El corazón es la fuerza que impulsa el movimiento sanguíneo. Se perfila como el encargado de bombear sangre para que esta pueda distribuir sus nutrientes. De este modo, la sangre, durante su sendero, limpia, nutre, esteriliza, reparte compuestos químicos procedentes de los alimentos, y ayuda a depurar toxinas celulares.

Causas de una mala circulación

Cuando alguna de las venas o arterias encargadas de trasladar la sangre queda obstruida, puedes desarrollar presión sanguínea alta. Esta es una consecuencia que nos avisa de que el corazón está impulsando con mayor vigor y presión. A veces, por malos hábitos de vida o por condicionantes genéticos, nuestro corazón realiza este esfuerzo extra.

La presión alta afecta a todo tipo de personas, aunque suelen desarrollarla las de mayor edad. Se estima que entre un 20 % y un 30 % de la población adulta está aquejada por este problema. Asimismo, su incidencia aumenta con el envejecimiento. También es común en embarazadas, en personas con problemas de sobrepeso, ante enfermedades médicas o por hábitos perjudiciales como fumar, el exceso de alcohol o una deficiente alimentación.

Pero en este momento del año, y ante los próximos meses, uno de los motivos que pueden alterar nuestra circulación sanguínea es el calor, el pasar muchas horas de pie, la escasez de hidratación o un calzado poco adecuado.

¿Qué signos físicos nos delatan de una circulación defectuosa?

Los signos más característicos que nos señalan una circulación deficiente son los siguientes:

  • Inflamación de los miembros.
  • Coloración azulada de la piel.
  • Frío en las extremidades.
  • Heridas en la piel.
  • Dolor de piernas.
  • Aparición de varices en las piernas.
  • Hormigueo en diferentes partes del cuerpo.
  • Problemas de memoria.

Cómo mejorar la circulación en piernas

La prevención es la mejor solución para mejorar la circulación de las piernas. No obstante, existen otras medidas para que la optimices. Son las que siguen:

  • Una dieta equilibrada, rica en verduras y pescado.
  • Reduce la cantidad de sal en las comidas.
  • Bebe dos litros de agua al día.
  • Haz ejercicio aeróbico.
  • Masajea tus piernas con aloe vera.

Por último, las medias de compresión tienen un efecto preventivo y terapéutico. Ayudan a que la circulación de tus piernas mejore. Su sistema radica en la presión de determinados puntos de las piernas. En este caso, de manera decreciente hacia el muslo. De esta manera, fomenta que la sangre ascienda al corazón. Asimismo, comprimen las venas para evitar que continúen dilatándose y almacenando sangre en su interior.

En Farmacia Galup disponemos de un amplio abanico de ellas. Le asesoramos sobre la media que más se adapte a sus características, necesidades y prescripción médica.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *