Piernas cansadas e hinchadas, ¿cómo evitarlo?

Piernas cansadas e hinchadas, ¿cómo evitarlo?

Con la llegada del verano y las altas temperaturas nuestra salud se resiente y es común que aparezcan diferentes problemas, sobre todo relacionados con la deshidratación y el sistema cardiovascular. Es normal, por ejemplo, que durante esta estación notes las piernas cansadas e hinchadas. La buena noticia es que, tomando las prevenciones adecuadas, podrás evitarlo en gran medida.

El síntoma de piernas hinchadas y sus causas

Las piernas hinchadas pueden tener causas muy diversas. Las principales son:

  • Cuando hace mucho calor, nuestro sistema circulatorio se ve afectado. Las altas temperaturas favorecen la dilatación de las venas haciendo que la sangre circule con mayor dificultad por todo el organismo. Por este motivo, las personas con afectaciones circulatorias se resienten más, experimentando hinchazón y cansancio en sus piernas.
  • Debido a efectos hormonales, ya sea durante el embarazo o por desórdenes patológicos, suele darse la retención de líquidos. Esta se siente generalmente en las piernas cuando se está mucho tiempo de pie y, sobre todo, cuando se permanece en un clima cálido.
  • La obesidad produce que se cansen más tus piernas. También enfermedades como la diabetes o la hipertensión y sus efectos en el torrente sanguíneo.
  • Además, con la llegada del verano, personas que ya muestran algún tipo de patología de orden tiroideo, vascular o tienen afectados el hígado o los riñones, sufren más dolor en estas extremidades.
  • También con la presencia de enfermedades genéticas o traumatismos aumenta el malestar referido al cansancio e hinchazón de piernas relacionado con las altas temperaturas.

Cómo evitar las piernas cansadas

Las piernas cansadas suelen manifestarse también en otros síntomas tales como calambres y dolor. Sin embargo, teniendo en cuenta algunas recomendaciones, esta afectación puede evitarse en gran medida. Toma nota:

  • Una de las primeras recomendaciones que te hará el especialista será aconsejarte que pierdas peso en el caso de que tengas algunos kilos de más. Al reducir la talla, las piernas no estarán soportando tanta presión y se reducirá así el cansancio, además de verse favorecido el riego sanguíneo.
  • Por otra parte, una dieta baja en sodio resulta imprescindible, ya que la sal obstruye las venas, dificultando el paso de la sangre. Al reducir este ingrediente, se experimenta una menor retención de líquidos y se reduce el riesgo de sufrir enfermedades que durante el verano suelen proliferar, como son las relacionadas con el riñón.
  • Practicar ejercicio es siempre saludable, pero no olvides que se deben aumentar las precauciones cuando hace excesivo calor. Toma mucha agua para mantener una buena hidratación. El deporte acuático, como la natación, te puede ser de gran ayuda, así como las técnicas aeróbicas, que resultan muy beneficiosas para la circulación.
  • Llevar una ropa cómoda, con tejidos adecuados para el verano, te resultará igualmente beneficioso. Evita las prendas ajustadas y los tacones altos y prescinde de calcetines que sientas muy apretados. Lo mejor para favorecer la circulación en tus piernas es usar medias de compresión. Busca un material óptimo para el calor y que tenga una longitud próxima a la rodilla.
  • Intenta no permanecer de pie por mucho tiempo, a menos que estés en movimiento. Si puedes, cuando te sientes, mantén las piernas en alto para conseguir que la sangre circule correctamente.

Ante cualquier duda que tengas, siempre puedes recurrir al consejo profesional. En la Farmacia Galup cuentas con el mejor asesoramiento personalizado. No dudes en pasar por nuestra farmacia en el centro de Barcelona para prestarte la mejor atención.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *