Tos: ¿Cuántos tipos existen y cómo actuar?

Tos: ¿Cuántos tipos existen y cómo actuar?

La tos en personas sanas es considerada un ejercicio de higiene, reflejo o provocado, de nuestro cuerpo para mantener las vías respiratorias, concretamente la tráquea y los bronquios.

En otros casos, la tos se presenta como una maniobra defensiva, brusca y explosiva, de eliminación de partículas irritantes o nocivas ubicada en estas vías.

Desde Farmacia Galup, farmacia en el centro de Barcelona, os explicamos por qué sucede la tos, cuántos tipos existen y cómo actuar frente a cada uno de ellos.

 

¿Por qué tosemos y cómo se produce la tos?

Tal y como hemos comentado, la tos es un mecanismo que busca liberar las vías respiratorias para poder dejar pasar el aire a los pulmones y evitar infecciones.

Esta se produce en las siguientes tres fases:

  1. Apertura de la glotis en la inspiración
  2. Cierre de la glotis y contracción de los músculos respiratorios debido a la estimulación de los receptores de la mucosa de los bronquios, tráquea o laringe por diversos motivos (sustancias nocivas o irritantes, moco, sequedad o enfriamiento).
  3. Impulso del aire hacia el diafragma y los músculos intercostales y abdominales.
  4. Expulsión brusca del aire retenido en los pulmones y apertura dela glotis.

 

¿Cuántos tipos existen?

Aunque la tos parezca ser un concepto bastante general, lo cierto es que dependiendo de su duración, causas y manifestaciones puede clasificarse en distintos tipos, por lo que no toda la tos es igual y no podemos actuar de la misma forma.

Según la duración de los episodios de tos podemos distinguirla entre aguda (la cual persiste un máximo de 6 semanas) o la crónica, aquella que excede ese tiempo.

Según sus causas y manifestaciones, podemos distinguir diversos tipos de tos, los cuales os explicamos en qué consisten y cómo actuar según cada uno de ellos:

 

Seca, ineficaz o no productiva

La tos seca o improductiva es aquella que no produce expectoración y por lo tanto no expulsa secreciones o mucosidades originadas por infecciones en el tracto respiratorio. Se distingue por el hecho de que no existe congestión en el pecho pero sí un picor continuo en las vías respiratorias. También se la denomina irritativa ya que agrava el daño de estas.

Para combatirla es importante hacer uso de jarabes antitusivos.

 

Húmeda, eficaz o productiva

Al contrario de la tos seca, la  productiva sí produce expectoración o eliminación de mucosidad producida en las vías respiratorias bajas, es decir más cercanas al pecho, lo que provoca congestión. Este tipo de tos tiene un objetivo beneficioso como es el evitar que las secreciones se adhieran y acumulen y dificulten la respiración.

Esta clase viene condicionada por la mucosidad así que para combatirla deberemos actuar sobre la causa que la origina. Beber abundante agua, evitar la leche (ya que espesa la mucosidad) y hacer uso de jarabes antimucolíticos nos será beneficioso.

 

Seca falsa

La tos seca falsa es aquella en la que sí existe mucosidad pero que no es posible expulsar las flemas y estas se tragan. Es más frecuente en mujeres y niños y para combatirla deberemos actuar como en el caso de la tos productiva.

 

Crónica aguda

La tos crónica aguda es aquella cuya duración en adultos es mayor a 8 semanas y de 4 semanas en el caso de los niños. Este tipo de tos es provocada generalmente por tabaquismo, asma, goteo nasal o reflujo gástrico, por lo que esta consecuencia desaparecería una vez tratada la causa inicial.

 

Psicógena y psicosomática

La tos psicógenea es la tos que se produce sin ningún motivo físico aparente, si no que se trata de un tic de la persona, por ejemplo, antes de hablar para aclararse la voz. La psicosomática se produce por ejemplo cuando una persona se halla nerviosa.

 

Si precisas de mayor información o precisas que te aconsejemos, no dudes en visitarnos en Farmacia Galup, farmacia en el centro de Barcelona.

 

 

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *