Temperatura corporal ¿Qué puede indicarnos?

Temperatura corporal ¿Qué puede indicarnos?

El acto de tomar la temperatura corporal es muy cotidiano y aparentemente sencillo, sin embargo, muchas personas desconocen que más allá de la fiebre, que suele indicar una patología o infección, la temperatura puede indicarnos otros problemas, así como que dependiendo de la zona en que la tomemos esta podrá variar.

Desde Farmacia Galup, farmacia en el centro de Barcelona, te explicamos las diferentes terminologías de la temperatura corporal y todo lo que debes saber acerca de los distintos lugares de toma.

¿Qué es la temperatura corporal?

Denominamos temperatura corporal al equilibrio entre la producción y la pérdida de calor del mecanismo, la cual nos permite evaluar la correcta regulación térmica del cuerpo en relación a los diversos cambios de temperatura.

¿Qué tipos de temperatura corporal existen?

Aunque la temperatura corporal puede variar de una persona u otra por múltiples motivos, existe una serie de valores de referencia para poder encuadrar estas y así considerar si existe peligro para la salud:

  • Hipotermia: Esta se produce cuando el cuerpo presenta una temperatura inferior a los 35º C. Su causa principal es la exposición a ambientes muy fríos o la inmersión en agua helada y sus síntomas principales son escalofríos, enlentecimiento del pulso y respiración lenta, somnolencia, confusión, pérdida de conocimiento, piel fría y labios azulados.
  • Afebril (Temperatura normal): Superior a los 35 º y hasta los 37, más común entre los 36 y los 37,5º.
  • Febril (Comúnmente con décimas): Entre los 37,5º y los 37,7º C.
  • Fiebre: Entre los 37,8 º y los 38,9º C
  • Pirexia: Entre los 39º y los 40 º. Se denomina pirexia a la excesiva subida de la temperatura corporal que a diferencia de la fiebre, es asintomática.
  • Hiperpirexia: Temperatura superior a los 40º C.

¿Dónde tomar la temperatura corporal?

Aunque en la mayoría de los hogares se realiza la toma de la temperatura en la zona axilar, existen otras zonas del cuerpo donde podemos tomarlas y que cuentan con sus diversos valores de referencia.

La temperatura puede ser axilar, bucal, rectal, inguinal (en caso de bebés) o tomarse en el oído (nunca en bebés) o la frente.

En el caso del oído y la frente, pese a que son inmediatas no son fuentes muy fiables, puesto que dependen de la temperatura ambiente o de otros condicionantes como el cerumen o la fisiología del conducto auditivo en el primer caso.

La temperatura axilar, normalmente la más utilizada, es rápida de obtener, cómoda y segura de tomar pero es poco exacta debido a la temperatura externa u otros efectos como la sudoración. Sus valores de referencia se encontrarían entre los 35,8 y los 37ºC.

La temperatura bucal, cuyos valores normales se hallan entre los 36,3 y los 37,4 ºC también es rápida de obtener, accesible y cómoda pero no es recomendable en niños menores de 6 años. Aunque es bastante fiable, puede ser contaminada por la respiración.

Finalmente, encontramos la temperatura rectal, que aunque es la más incómoda es la más exacta. Sus valores de referencia se encuentran entre los 37º y los 38º C.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de tomar la temperatura corporal?

Cuando tomemos la temperatura corporal es recomendable que sigamos algunas consideraciones:

  • Debemos medir la temperatura siempre la temperatura en el mismo lugar.
  • No tomar la temperatura tras un baño o tras una actividad física, debemos esperar 20 minutos.
  • Siempre debemos utilizar un termómetro digital para mayor exactitud y menor riesgo.
  • En el caso de la axila, evitar la humedad.
  • Desinfectar siempre el termómetro.

Si precisas de mayor información o precisas que te aconsejemos, no dudes en visitarnos en Farmacia Galup, farmacia en el centro de Barcelona.

 

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *