Resfriado de primavera o alergia

Resfriado de primavera o alergia

Para muchas personas es común coger un resfriado o gripe cuando cambiamos de invierno a primavera. Los cambios de temperatura y esa falsa sensación de calor a unas horas determinadas del día, no son la única causa directa de estas enfermedades. También son propiciadas por grupos diferente de virus.

Los resfriados de primavera surgen de una combinación de varios factores. Las personas con alergias estacionales a menudo se sienten congestionadas y desarrollan congestión nasal y picazón en los ojos cuando están cerca del polen, moho o hierba. Su sistema inmunitario puede entrar en una sobrecarga a medida que reaccionan a estas alergias, dejándolas más vulnerables a los contagios virales.

Sin embargo, estos resfriados de primavera suelen ser más leves que las de otras temporadas.

También sucede a veces, que las personas pueden confundir sus alergias a un resfriado. Te dejamos estos consejos para diferenciar un resfriado de una alergia:

  • Considera la época del año. La época fuerte de los resfriados tiende a ser en invierno, y a menudo tardan varios días en aparecer después de la exposición a un virus. Con alergias de primaveras, la aparición de los síntomas (estornudos, congestión nasal y picazón en los ojos) ocurre inmediatamente después de la exposición al polen. Si los síntomas tienden a aparecer al mismo tiempo todos los años, bien pueden ser alergias estacionales en lugar de un resfriado.
  • La duración de los síntomas es importante. Los síntomas de un resfriado generalmente duran de tres a 14 días, pero los síntomas de la alergia duran más, generalmente durante semanas, siempre que la persona esté expuesta al polen.
  • El color de la secreción nasal. Cuando segregamos moco verde o amarillo, solemos pensar que tenemos un resfriado o una infección. Las alergias estacionales generalmente producen secreciones nasales claras, aunque las infecciones sinusales pueden confundirnos. A veces, las personas alérgicas desarrollan infecciones sinusales, que pueden dar como resultado una secreción nasal de color amarillo.
  • Fiebre o dolores musculares. Las alergias estacionales generalmente no causan fiebre o dolores en el cuerpo, mientras que las personas con un resfriado a menudo tienen estos síntomas.

Para evitar enfermarse, con el cambio de estación a primavera, os dejamos estos consejos:

  • Lavarse las manos bien y frecuentemente.
  • Hacer mucho ejercicio.
  • Comer de forma saludable.
  • Asegurarse de dormir por lo menos de 6 a 8 horas.
  • Ser previsor y coger una prenda de ropa para las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde.
  • No abrigarse y desabrigarse en exceso.

Si empiezas a sentirte mal y no sabes si es alergia o resfriado consulta con tu farmacéutico para que te pueda asesorar de forma personalizada. En Farmacia Galup, tu farmacia en el centro de Barcelona en la calle Pau Clarís, estaremos encantados de aconsejarte.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *