Pruebas que pueden hacerse en la farmacia: Conócelas

Pruebas que pueden hacerse en la farmacia: Conócelas

 Muchas veces, cuando vamos a la farmacia, solemos aprovechar para pesarnos y medirnos, y así saber nuestro IMC, o Índice de Masa Corporal. Aunque esta es la prueba más conocida que se puede llevar a cabo en la farmacia, lo cierto, es que existen otras importantes pruebas que pueden hacerse en la farmacia.

Desde Farmacia Galup, farmacia en el centro de Barcelona, os explicamos cuáles son las principales pruebas que pueden hacerse en una farmacia y la importancia de estas.

¿Por qué son importantes las pruebas básicas de las farmacias?

Los farmacéuticos son profesionales colegiados con competencias integrales en salud, fabricación de fármacos, el control de calidad de estos, si desarrollo, investigación, toxicología, legislación, divulgación y uso. Estos profesionales por sus habilidades formativas, están capacitados y acreditados para realizar pruebas básicas (o de autocontrol) en el propio establecimiento, con el fin de ser un agente de prevención y derivar al usuario a un sanitario en el caso de precisarlo.

¿Cuáles son las principales pruebas que pueden hacerse en la farmacia?

A continuación, pasamos a explicaros las principales pruebas que pueden hacerse en la farmacia:

Prueba de glucemia (concentración de glucosa en sangre) y Diabetes

Esta es una de las principales pruebas que podemos encontrar en las farmacias, ya que es no solo útil para poder dar una detección temprana de una posible Diabetes y así informar y prevenir no solo a los pacientes no diagnosticados de ella, si no también a aquellas personas ya diagnosticadas que deben realizarse controles de glucosa en sangre.

Esta prueba se realiza mediante una pequeña punción en un dedo. Con una muestra pequeña de sangre, el sistema COBAS, el sistema que utilizamos en nuestra farmacia, podrá controlar el perfil lipídico y  ofrecer parámetros más amplios como el funcionamiento de metabolismo del azúcar en períodos de hasta tres meses atrás.

Prueba de control de la tensión y el colesterol

La hipertensión y el colesterol malo son dos de los mayores factores de riesgo cardiovascular. La farmacia puede ofrecer, mediante una prueba con el tensiómetro un una manera fácil y cercana para seguir y controlar la tensión, mientras que el colesterol sigue un procedimiento similar al de la prueba de glucemia.

Test de celiaquía

La celiaquía es una cuestión sanitaria que puede pasar inadvertida como problemas intestinales. En las farmacias se realizan test que mide el nivel del anticuerpo antitransglutaminasa tisular, el cual es indicador de la celiaquía.

Prueba del VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana)

Esta prueba de detección se basa en el uso de una tira reactiva, una lanceta para pinchar el dedo, capilares o tirilla de examen para recoger la gota de sangre. Con la tira reactiva se buscará la presencia de anticuerpos contra el VIH y en 20 minutos podremos tener un resultado. Cabe destacar, que de salir el resultado negativo, deberemos tener en cuenta un período ventana  de tres meses, esto es, que hayan transcurrido al menos 3 meses desde el momento que nos preocupa como posible contagio y la prueba.

Otras pruebas

Finalmente, las farmacias también pueden comercializar productos de autocontrol y diagnóstico, como las conocidas pruebas de embarazo. Sin embargo, subrayamos la importancia fundamental de nunca tomar como diagnóstico o resultado definitivo las pruebas  de autocontrol y siempre acudir al profesional sanitario para una segunda valoración y diagnóstico final, puesto que estas pruebas son herramientas de atención farmacéutica, divulgación, prevención y derivación.

 

Si precisas de mayor información acerca de nuestros servicios, no dudes en contactarnos o visitarnos en Farmacia Galup, farmacia en el centro de Barcelona.

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *