Piel seca: ¿Cómo podemos tratarla?

Piel seca: ¿Cómo podemos tratarla?

La piel seca es una de las consultas más frecuentes en las consultas de dermatología y en farmacias a la búsqueda de remedios para calmarla. Cuando nuestra piel está seca, puede provocar sensación de tirantez, aspereza, picor y un aspecto apagado, envejecido o blanquecino.

Desde Farmacia Galup, farmacia en el centro de Barcelona, te explicamos cuáles son las causas principales de la piel seca y cómo podemos actuar para calmarla.

¿Qué factores influyen en la aparición de la piel seca?

Las zonas más propensas a que aparezca la piel seca son aquellas que se encuentran más expuestas a factores externos tales como el frío, la humedad, la contaminación o el viento), es por ello que los primeros síntomas se pueden encontrar en cara y manos (enrojecidas, escamosas y/o ásperas).

Podemos dividir los factores que afectan a la piel en dos tipos, factores externos y factores internos:

  • Factores externos: Son aquellos que dañan la barrera cutánea y hacen que esta pierda humedad desde fuera. Entre ellos encontramos los ambientales (frío, viento, calor, humedad), productos irritantes o con pH agresivo (jabones y cremas no adaptadas), o falta de cuidados.
  • Factores internos: Genética, cambios hormonales, emociones, edad, dieta, ritmo de vida o enfermedades preexistentes como diabetes, dermatitis atópica, psoriasis etc.

¿Cómo podemos mantener la piel hidratada?

Para mantener el buen estado de la piel y su correcto funcionamiento es importante que tengamos en cuenta los siguientes hábitos saludables:

  • Evitar lavarse con agua demasiado caliente.
  • Utilizar productos enriquecidos con factores hidratantes naturales.
  • Escoger productos con principios activos como la urea, el lactato, el glucoglicerol o el ácido hialurónico y evitar sustancias irritantes tales como el alcohol, los parabenos, los colorantes o los perfumes.
  • Hacer uso de humidificadores para evitar que el ambiente se reseque en exceso.

Una rutina de cuidados diaria nos ayudará a su correcto tratamiento. Para que estas sean efectivas, es necesario contar con el asesoramiento de un experto en dermatología que pueda examinar los posibles problemas de la piel, así como ser contantes.

Uno de los puntos primordiales es una correcta limpieza. El primer paso para ello es elegir un jabón o producto limpiador que se adapte a nuestro tipo de piel. No todos los productos son recomendables para todos los casos y si no los escogemos de forma correcta podemos empeorar la situación.

Una vez contemos con el producto adecuado deberemos limpiar la piel dos veces al día, mañana y noche, antes de aplicar cualquier otro producto.

Así mismo, es también importante exfoliar la piel de manera regular para eliminar la materia muerta, ayudar a la regeneración de la piel y mejorar la suavidad.

La hidratación también es importante. Para mejorar la hidratación de la piel deberemos escoger productos con principios activos como el aloe vera o la vitamina E.

Así mismo, deberemos ayudar a nuestra piel mediante una hidratación interna, ingiriendo 2 L de agua al día para eliminar toxinas. Este líquido también puede ingerirse mediante caldos e infusiones, mejor si son détox.

Finalmente, el tercer pilar para un correcto cuidado de la piel es la protección. Independientemente de que estemos en invierno es importante siempre utilizar crema protectora para evitar los efectos del sol y cremas o productos hidratantes.

Si precisas de mayor información o precisas que te aconsejemos, no dudes en visitarnos en Farmacia Galup, farmacia en el centro de Barcelona.

 

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *