Parches de calor: ¿Cuáles son sus beneficios?

Parches de calor: ¿Cuáles son sus beneficios?

Todos hemos sentido alguna vez un dolor muscular, como en la espalda, hombros, piernas o brazos, debido a una mala postura, movimientos repetitivos etc. Los problemas musculares son de los más molestos y en muchas ocasiones, incapacitantes, sin embargo, también son de los más comunes, por lo que existen diversos remedios para ellos, como es la aplicación de calor mediante los parches de calor.

Desde Farmacia Galup, farmacia en el centro de Barcelona, os explicaremos qué son los parches de calor, cómo funcionan, cuáles son sus aplicaciones y beneficios y qué contraindicaciones y precauciones debemos conocer antes de su uso.

 

¿Qué son los parches de calor?

Como su nombre indica, estos son productos como fajas o adhesivos compuestos por células térmicas. Estas células o estructuras térmicas pueden contener elementos naturales como hierro, agua, sal o carbón que al contacto con el oxígeno toman temperatura.

 

¿Cómo funcionan los parches de calor?

Estos parches pueden alcanzar temperaturas de hasta 40 grados y mantenerla durante varias horas, si bien es recomendable que su uso se sitúe entre la media hora y la hora.

La utilidad de estos parches frente a otras opciones como medicamentos orales o geles de calor es que estos parches se adaptan a la zona afectada de forma más concreta y la irradiación del calor es más directa y rápida, además de que la temperatura no se pierde como en los otros casos.

 

¿Cuáles son los beneficios de los parches de calor?

Los parches de calor contribuyen al alivio de dolores y molestias musculares y articulares producidos por sobrecargas, esguinces leves, artritis, distensión muscular o cansancio, puesto que relaja los músculos y mejora el flujo sanguíneo a los tejidos, aportando un efecto analgésico.

Asimismo, estimulan las terminaciones nerviosas sensibles a la temperatura, interrumpiendo el proceso de transmisión de las señales de dolor.

Teniendo en cuenta estos puntos, además de poderse aplicar en problemas musculares, también son ampliamente recomendados para casos de dolores menstruales, mejorando los cólicos.

 

¿Cuándo no es recomendable utilizar los parches de calor?

Aunque antes de su uso siempre es necesario consultarlo con nuestro médico o farmacéutico, existen algunas situaciones médicas en las que no es recomendable la utilización de ellos como en casos de:

  • Hipertensión.
  • Infecciones.
  • Insuficiencia renal.
  • Cardiopatías.
  • Tumores.

 

¿Qué precauciones debemos seguir a la hora de utilizar parches de calor?

Debido a su temperatura, es importante que actuemos para evitar quemaduras. Para ello deberemos vigilar la piel de manera constante y si observamos alguna muestra de irritación o rojez deberemos retirarlo.

Asimismo, deberemos evitar utilizarlo durante largos períodos de tiempo como en las horas de sueño.

En el caso de personas mayores, en que las probabilidades de sufrir quemaduras son más altas, es recomendable situar el parche por encima de una fina capa de ropa, no en contacto directo sobre la piel, para así reducir su potencia.

 

Podemos encontrar parches de calor de múltiples compañías en cualquier farmacia. Si queréis adquirirlos o precisáis mayor información, no dudéis en contactar con nosotros o visitarnos en Farmacia Galup, farmacia en el centro de Barcelona.

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *